El menú de tu Boda

Uno de los detalles más importantes cuando se planifica una boda, es la elección del menú. Si bien, todos los elementos y complementos son fundamentales, la comida es la manera como agasajarás a tus invitados. Del menú dependerá gran parte del éxito de ese día tan esperado.

La elección del menú para un evento tan especial requiere tiempo y dedicación, por ello, es que una de las decisiones y preocupaciones más importantes es que el día de la boda, la comida sea exquisita y bien presentada. Tiene mucha relevancia porque es una forma de demostrar el cariño y agradecimiento a los invitados que están ahí para compartir uno de los días más especiales como es el comienzo de la vida en pareja.

Si bien, en la actualidad existen muchas opciones tanto en variedad de menús como en presupuesto, recuerda que es mejor ahorrar en otros ítems, pero no en comida, por ello es fundamental la experiencia de quienes estén a cargo del catering. 

Por otro lado, recuerda que el estilo de la boda que planifiques tiene mucho que ver con el menú que se elige y además el momento del banquete, es decir, si será ¿de día o de noche?, así como también la estación del año. Algunas opciones son más adecuadas para ofrecerlas en el día y las más ligeras, por lo general, son ideales para la noche.

En una boda clásica el banquete debe ser normalmente la opción elegida, y aunque es clásica, no necesariamente tiene que ser tradicional. Puedes optar por aperitivos exquisitos, sofisticados, con sabores innovadores e intensos colores.

Te aconsejo que completes el menú con platos principales, donde generalmente forman parte las carnes y pescados, y un postre clásico-elegante. También podrías optar por una mesa dulce en lugar de un postre.

En una boda campestre los productos deben ser naturales y, por lo general, sencillos de preparar. Para la torta los “naked cakes” (tortas desnudas) son muy buena opción y se pueden decorar con frutas de temporada o flores, pero siempre de la estación.

Me encantan los cocteles en el jardín con aperitivos que pueden ser preparados en el momento acompañados de bocaditos fríos y muy naturales, así como también bocaditos hechos en el momento (“show cooking”).

En una boda vintage la comida debe respetar el estilo y cuando se trata de una boda vintage lo idóneo es optar por un menú tradicional, de pronto, rescatando la esencia de años pasados, dando un aire especial que impregna cierto romanticismo y detalle. Para el catering se busca inspiración en décadas pasadas. No se utiliza vajilla ni menús de vanguardia. Podría ser un buffet o un plato ligero con una mesa de postres. La variedad pueden ser canapés, soufflés, torta de chocolate, hamburguesas, ensaladas de vainitas, nueces, selección de quesos y helado francés.

Las bodas eco-friendly están muy en boga y se caracterizan por tener un menú ecológico; en realidad todo se trabaja con productos ecológicos de la zona y temporada. También se incluye opciones veganas o vegetarianas. Quienes siguen este estilo de vida prefieren los buffets de ensaladas o crostinis campestres.

Recuerda que tienen que pensar en lo que a los novios les gusta y a los invitados y la idea es que queden satisfechos, pero sobre todo que hayan disfrutado los sabores y la presentación.

Un aspecto a tomar en cuenta en algunos eventos es la cita para la degustación del menú al que asisten los novios, ya que se definirán las opciones del menú de tu boda.

 

Si quieres ponerte en contacto con Pame escríbenos: